Nadie se levanta queriendo a alguien y deja de quererlo a la hora de la siesta.

miércoles, 21 de septiembre de 2011


Cuando se pierde a alguien a quien uno quiere, es duro; pero negando la realidad no se consigue nada, todo lo contrario. Hay que abrir los ojos a lo que hay... Cuando uno está es una situación dificil, lo primero que tienes que hacer para salir es admitirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada